Rápido y sin estrés: Consejos para tener mudanzas en Santiago

Al llegar la hora de mudarte solo piensas en tener una buena experiencia, que sea rápida y que la logística se lleve a cabo de la mejor manera, para que finalmente puedas disfrutar de tu nuevo lugar para vivir pero, ¿hay maneras para asegurar que las mudanzas en santiago se den así?

 

En este artículo revisaremos diferentes tips, que te pueden ayudar a evadir el estrés y además a que tampoco te olvides de nada.

 

Recomendaciones para tener rápidas mudanzas en Santiago

Organízate antes de la mudanza

Una mudanza también puede significar empezar de nuevo. Definitivamente es necesaria la planificación, entonces, para mantenerte organizado, sin estrés y con suficiente tiempo de anticipación, haz una lista de todas las tareas que necesitas realizar, luego puedes dividirla en semanas, permitiendote cumplir todo lo que mencionas en la lista en el tiempo y las fechas estipuladas.

 

Embalaje correcto de cajas

El momento ideal para realizar el embalaje es uno o dos días antes de la mudanza. Para continuar con el orden, enumera las cajas y escribe una pequeña descripción donde puedas ver todas las cosas que contienen y en qué parte de la casa se encontraban.

No guardes objetos delicados o de mucho valor en cajas (como tablets, joyas, celulares, pantallas), es recomendable que tu mismo los lleves en bolsos de mano, para evitar cualquier accidente.

 

También puedes leer: ¿Cuáles son los costos de vender tu propiedad?

 

Empaca un lugar de tu propiedad por vez

Si te enfocas en una pieza a la vez, por ejemplo, podrás agilizar la mudanza y ahorraras mucho tiempo. Esto te permitirá cumplir con tus objetivos de organización y avanzar con rapidez. También, empieza lo antes que puedas, y evita procrastinar, porque empacar para tus mudanzas en Santiago no es lo mismo que empacar para irse de vacaciones.

 

Aparta los suministros indispensables para el día a día

Tener todo el departamento en cajas y luego cambiar a otra casa puede llegar a desorientar a las personas.

Así que es ideal apartar y etiquetar previamente elementos útiles como:

 

- Nuestra ropa de cama, para poder dormir cómodamente la primera noche.

 

- Una caja de suministros básicos de cocina, platos o cubiertos diarios, como también, productos de papel para que estés listo los primeros días en tu nueva cocina.

 

- Una caja con artículos de limpieza, trapos, escobas y una aspiradora lista para limpiar la antigua casa, para luego dejar en orden el nuevo lugar, según sea necesario.

 

- Un botiquín de primeros auxilios te ayudará a descansar más tranquilo en las primeras semanas inestables después de tu mudanza en Santiago.

 

Si te interesa saber más, puedes encontrar datos útiles aquí.

comentarios
0